jueves, 7 de febrero de 2008

DAME TU MANO


Publicado en antología Villa Allende-2005



Dame tu mano y caminemos juntos
por este mundo ajeno y distraído,
que mata nuestros sueños e ilusiones,
y que se ríe si nos ve vencidos.


Tu mano amiga me dará su abrigo
en este invierno crudo y riguroso,
a su contacto surgirá el anhelo
de vislumbrar un futuro venturoso.


Dame tu mano para que me guíe
entre las negras sombras de las noches,
así podrán huir mis desventuras
y mis fantasmas no me harán reproches.


Será el sendero alegre si tu mano
me brinda su calor y su alegría,
juntos iremos por nuevos caminos
buscando ser felices cada día.


Dame tu mano tibia y generosa
que me aleja de la angustia y el dolor,
necesito que estés siempre a mi lado
y me brindes tu ternura y tu calor.


Tan solo con tu mano iré avanzando
sin el agobio de un triste pasado,
serán mis pasos firmes y seguros
y encontraré ese mundo tan ansiado.


Dame tu mano para que la mía
te transmita el amor que por ti siento,
liberaré con caricias la ternura
encerrada en mis puros sentimientos.


Marga Mangione


Todos los textos de esta página
están protegidos por los derechos de autor


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué

Graciela María dijo...

Dame tu mano Señor...Entonces no temeré en la noche oscura ni en el día encandilante...porque tu figura será contraste claro de la vida y tu amor, contraste claro de mi proceder. Felicitaciones Marga. Graciela María de Vida Reflexion