martes, 12 de febrero de 2008

EL POTRO

Publicado en el Cuadernillo del Taller Literario
de la Secretaría de Cultura y Educación

de la Municipalidad de Berazategui

- Año 2000 -




Lo inmemorial, lo memorable, todo,
se arremolina volviendo del pasado,
y es un potro rebelde sobre el lodo,
que nunca ha sido, y no será domado.


Y salpican sus patas revoltosas,
dejando manchas de recuerdos viejos,
así se asoman los seres y las cosas,
que no se pueden ver en los espejos.


Ese potro brioso está aquí dentro,
en el fondo recóndito del pecho,
se revuelve en sus giros y no encuentro,
la paz que busco, en solitario lecho.


Quise domarlo y no pude en la premura,
de los años vividos sin medida,
hoy me quedan recuerdos y locura,
y ese potro, que es mi fe perdida.


Pero a pesar de todo lo conservo,
tal vez porque yo espero en mi porfía,
que en un lugar secreto que reservo,
haya alguna esperanza todavía.


Marga Mangione


Todos los textos de esta página
están protegidos por los derechos de autor



3 comentarios:

CUCHHHI dijo...

precioso Marga, todo un placer conocerte desde las palabras

Graciela María dijo...

El potro aún brinca en los corazones sinceros; en los que auténticamente deseamos sólo "ser", que nos dejen "ser", en un mundo que se empeña en repetir modelos y esquemas despersonalizantes... Hermosa reflexión. Graciela María de Vida Reflexion

Ergasto dijo...

Pues hay dos caminos, el uno: libera el potro y déjalo libre que el te lleve aunque a vos te pareciere que monta un fantasma de jinete , (no es poca cosa), o súbete a él y vive también fantasma cabalgante, cosa que no pierda esa libertad en lo indómito y aparente solitario.

Bello decir tu poema. Abrazos.