miércoles, 12 de marzo de 2008

MADRE DEL DOLOR

Mención de Honor en el Certamen "La Madre"
de la Municipalidad de Venado Tuerto - Octubre 2005


...y porque me siento una de ellas,
desde que mataron a mi hijo Gustavo...


Madre del dolor, madre coraje,
madre del sufrimiento y de la pena,
mujer que ya no tienes horas buenas,
ni sosiego, ni paz, en tu existir.
Madre del corazón, madre sin hijo,
madre de los pesares y la angustia,
mujer que llevas en tus manos mustias,
una foto, que es lo único que queda.
Madre de las marchas y del llanto,
madre que ya no tiene primaveras,
la de la larga búsqueda y la espera,
en pos de la justicia que no llega.
Luchas por encontrar una respuesta,
con el tormento clavado en las entrañas,
te duele el pecho, será quizás que el alma,
te arrancaron de cuajo de su esencia.
No soportas el dolor, pero más duele,
ver en muchos la cruda indiferencia,
te sientes sola, infeliz, abandonada,
¡y quisieras ser tú, la que está muerta!
¡Tantos años cuidando de tu hijo,
con sacrificios, con mil noches en vela!
¡Cuántos sueños forjaste para su vida,
y ahora, este dolor te desespera!
La soledad es tu única compañía,
y ya no puedes superar su ausencia,
los jueces te olvidaron, y es inútil,
clamar por la justicia que no llega.
Si el asesino no fue identificado,
o si su fuerza es el dinero y el poder,
arrastrarás tu dolor hasta la muerte,
sin lograr la verdad esclarecer.
La impotencia se clavará en tu vientre,
de donde ya, no nacerá otro hijo,
esta inseguridad te ha arrebatado,
un trozo de tu sangre y de tu ser.
Robos, secuestros, violaciones,¡muerte!,
asesinos impunes al volante,
la corrupción que reina deja indemnes,
a esos seres, viles y repugnantes.
Transitarás pasillos de juzgados,
llorarás, gritarás, buscarás pruebas,
pero no harás justicia por tu mano,
porque tu honestidad, es tu bandera.
Madre del corazón, madre coraje,
madre de llantos en el cementerio,
confiando en los preceptos y misterios,
aunque ignores si habrá vida más allá.
Madre del dolor, madre sin hijo,
madre que sufres por el que no tienes,
aunque haya otros y tengas muchos nietos,
ya nadie habrá que a ese lugar lo llene.
Tu amor es grande y alcanza para todos,
y sonreirás, aunque por dentro mueras,
disimulando para que no sufran,
esos otros amores que te quedan
Y mientras vivas, mientras tengas fuerzas,
al mundo entero le darás pelea,
¡porque descanse en paz,
el que en el cielo,
hace un tiempo te espera...!


Marga Mangione

Todos los textos de esta página
están protegidos por los derechos de autor

1 comentario:

Raquel Fernández dijo...

Marga, qué fuerte. Sé de tu dolor, y te admiro doblemente, no sólo por tu talento, sino por tu empuje y por la lucha que día a día llevás a cabo a favor de la cultura, a pesar de todo. Quisiera tener tu fuerza.
Un abrazo desde el alma!