sábado, 15 de marzo de 2008

VESTIDA DE AZUL

A mi hijo Gustavo:
que me espera... más allá del horizonte...


Aire azul, hoy recorre tus pulmones,
y sangre azul transita por tus venas.

Ya no tienes ni dolores, ni penas,

ni te importan anhelos o ilusiones.


Tu rostro azul, radiante, iluminado,
con tus alas azules e imponentes;

y tu sonrisa limpia e inocente,

flotan libres en un cielo dorado.


Rizos azules cubren tu cabeza,
es azul tu mirada, tu sonrisa.

Hoy tus manos no tienen tanta prisa

y tu rostro, no muestra más tristeza.


Leve es la estela azul que vas dejando,
confundido en el cielo ya te alejas.

Feliz te vas, sin llantos y sin quejas,

mientras tu mano me está saludando.


Me quedo aquí, en esta primavera,
que nunca más tendrá el color deseado;

pues se llevó a mi hijo adorado,

volverte a ver: es solo una quimera.


Entre giros azules te has perdido,
ajeno ya a mi amor y a mi celo.

No bastará con mirar ese cielo,

y pensar que aún, tú no te has ido.


Azules son mis lágrimas ahora
corren de pena en esta despedida.

Porque no estoy contigo en la partida;

mi corazón transido siempre llora.


No sé si un día volveré a mirarte
en ese cielo azul de fantasía;

si tornarán la fe y la alegría,

cuando a mi lado pueda encontrarte.


La fe es un lirio azul, y la he perdido
cuando el destino me robó tu vida.

No tengo paz, mi alma dolorida,

no encuentra ni el sosiego, ni el olvido.


He de luchar buscando en ese cielo,
la estrella azul donde estarás volando.

Cada noche la seguiré mirando,

hasta que acabe junto a ti mi duelo.


¡Espérame! De azul iré vestida
para fundirnos en un abrazo eterno.

Te daré mi calor, ya no habrá invierno,

ni pesar, ni dolor, ni despedida...


Marga Mangione

Todos los textos de esta página
están protegidos por los derechos de autor

1 comentario:

Graciela María dijo...

Perder un hijo, querida amiga, creo que debe ser como si se perdiera el corazón y el cuerpo siguiera andando... Sólo la fe en nuestro Señor puede darnos consuelo para seguir el camino y finalmente encontrarnos todos los que nos amamos...
http://webs.uolsinectis.com.ar/vida-reflexion